jueves, junio 15, 2006

Inyección

Hoy Andrés necesitaba una inyección. Cuando había pensado en ello, se había sentido un poco raro: como un diabético o un adicto y a nadie le gustaba sentirse así, pero la verdad es la verdad. Hoy necesitaba una inyección.

Así que ha subido a la cuarta planta del lugar donde se encontraba y se lo ha dicho a la gente que estaba allí con él y al rato estaba mucho mejor. Las nubes negras de su cabeza se habían esfumado. Concretamente, barridas por la alegría inducida que provocan las buenas inyecciones. Se había llenado de calma y de paz.

Pero lo mejor es que aquel género no tenía efectos secundarios, la inyección era sólo de ánimo.

Pero qué calidad, la del animo que había conseguido pillar.

3 comentarios:

Gabilonda dijo...

Efectos secundarios
Ayer probé un par de inyecciones. Tras haber dormido dos horas y no haber parado durante 14, llegué a casa y… me fumé un cigarro, hice la cena, cené de pie, me fume un cigarro, fregué los cacharros de una semana, recogí el salón, fumé un cigarro, limpié el hornillo, recogí la ropa del suelo y la puse en la cama, la plegué y la metí en el armario, saqué la ropa de varios cajones del armario y la volví a meter, me duché, me lavé el pelo (me puse mascarilla y todo), recogí los miles de papeles que tenía en el suelo, fumé un cigarro, escuché el principio de treinta mil canciones: ninguna me convencía, regué la aloe vera, me fume un cigarro viéndola crecer, me peiné el pelo, se me cayeron un millón de ellos, todo el mundo dormía y yo vaciaba bolsas de basura y recogía papeles, empecé un libro, no me convencía, me fumé un cigarro y me dormí. Pero lo peor de todo es que la aguja de las inyecciones ha atravesado mis sueños donde he debido correr una maratón, participar la copa deivis, un mundial de éstos (o dos…) o algo por el estilo porque me he levantado tan cansada que he decidido pasarme alas inyecciones de ánimos…

Xavie dijo...

Es lo que tiene el exceso de cafeína, que nos vuelve algo nerviosos...

:-D

Un beso,
Javi

Anónimo dijo...

Me lo repito cuando encuentro blogs como el tuyo: "El ciberespacio está lleno de blogs preciosos que nadie lee". Va por ti. Es muy bueno. Besos.

http://blogs.ya.com/mariagarcia/