viernes, junio 23, 2006

Arriba y abajo

Arriba
Vayamos a contemplar el espectáculo. Nos situaremos justo en el borde, con cuidado de no molestar que ya sabes que a él no le gusta nada que nos inmiscuyamos en sus funciones. Después de tanto tiempo esperando, creo que nos merecemos una entrada en primera fila, aunque eso suponga arriesgarnos a una reprimenda o a algo peor. Algún tipo de reconocimiento por todo el trabajo. Algo de gratitud, al menos, dijo A.

La resurrección de los muertos siempre ha sido lo más importante, estoy de acuerdo, el evento que lo justifica todo, pero la excitación de la función no debería hacernos olvidar lo que le pasó a Luzbel hace apenas algunos miles de millones de años, dijo B.


Abajo
Ya sé que los hombres vigilan a sus hijas para que no pueda conseguir lo que me propongo. Pero no se dan cuenta de que no es culpa mía, es mi naturaleza la que me empuja a hacer estas cosas. Justo para eso estoy en el mundo. En realidad, recuerdo cada hijo concebido con ellas, cada uno de sus rostros se me aparece en sueños. Pero no me creen porque soy un íncubo, aunque yo no tenga la culpa.

Quizá tenía que haber hecho caso a Gabriel, pero desde que aquel doctor Fausto consiguió engañarle, el jefe se ha vuelto muy suspicaz y no es nada fácil salir de aquí abajo.

3 comentarios:

May_solamente dijo...

Yo no creo en esto de "arriba y abajo" a decir verdad, pero alguna que otra vez me he preguntado, de poder elegir, dónde me gustaría ir, si arriba o abajo. Sin dudas, prefiero abajo, me imagino que la pasaría mejor ;-)
Besis.

Portorosa dijo...

Sigo algo difuso, pero mil gracias por el enlace, Xavie, es un honor para mí.

Un abrazo.

Xavie dijo...

Hombre, un honor, un honor... ;-)

Ya era hora de enlazar a los amigos.

Un saludo
Xavie