lunes, junio 12, 2006

Frio

Cada noche, cuando llego a mi habitación, me desvisto con cuidado empezando por la parte superior del cuerpo: me despojo de la camisa o de la camiseta, a continuación me quito los zapatos y los calcetines y más tarde los pantalones. Entonces, desnudo, me meto en la cama, y cuando siento que me estoy durmiendo, me duermo.

A veces, sólo a veces, me acuerdo de pedir buenos sueños al señor que gobierna ese reino. A veces me los da y a veces me da algunos de los que no sabría decir si son buenos o malos.

En el de ayer todo estaba inundado de una luz muy clara de color azulado y mi cuerpo ya no estaba ahí. Mis brazos, mis piernas, mi nariz, todo había desaparecido, pero no me encontraba extraño; al revés, de alguna manera sentía que había vuelto al estado del que todos partimos. Me sentía duro, brillante, con aristas. Mineral. Me sentía poderoso. Y frío, también me sentía extrañamente frío.

Cuando había pasado algún tiempo, (o no, ¿quién sabe? el tiempo en los sueños es una cosa bastante extraña), conseguí escuchar:

-Me parece una idea preciosa, María.
-Sí, la verdad es que es mucho mejor que tenerlas metidas en una urna que luego no sabes dónde poner.
-Además es poético pensar que así lo llevas siempre cerca del corazón.
-Y bonito, además, es bonito. Y el joyero lo ha engastado en un collar tan delicado...
-¿Tienes la tarjeta de la empresa que te lo ha hecho?
-Sí, claro, ahora te la busco...
-Es que de verdad que me parece un idea preciosa convertir las cenizas de tu marido en un diamante.

Entonces desperté. Y tuvo que pasar un buen rato antes de volver a escuchar a mi corazón bombeando sangre y volver a tomar conciencia de mi cuerpo.

Creo que me gustó ser un diamante. Pero no lo recuerdo bien.

4 comentarios:

gabilonda dijo...

"...y todo como el diamante, antes que luz, es carbón..." JOSÉ MARTÍ

Xavie dijo...

Bonita la cita de Martí, Gabilonda...

Además, lo mejor es que el carbón tiene origen orgánico por lo que: "todo como el carbón, antes que piedra, es hoja..."

Un beso,
Xavie

Portorosa dijo...

Siento repetirme, pero me ha gustado mucho.

...y cuando siento que me estoy durmiendo, me duermo.
Esta frase está muy bien.

Un abrazo.

Xavie dijo...

Nada, Porto
Repítete todo lo que quieras... :-D

A mí también me gusta esa frase. La verdad.

Por cierto, gracias por el comentario del otro día. Escritor, más bien no. Soy de la opinión de que alguien es escritor cuando publica, pero te agradezco sinceramente el cumplido.

Un abrazo,
Javi