lunes, octubre 02, 2006

Walser

Ya hemos aprendido (trabajosamente, pues aún vivimos desolados por la pérdida) que, al final, de todo queda más o menos lo mismo: cenizas al viento.

Así que comprendo cada vez mejor la obsesión de Robert Walser, tal y como describe Vila-Matas en una de sus novelas (de la que ya no recuerdo el título pues Vila-Matas siempre escribe el mismo libro) por enmudecer, por desaparecer, por difuminarse.

Por eso sus microgramas, su testamento literario (526 hojas ilegibles, todas de diferente formato y cubiertas de una letra minúscula, escritas durante parte de su estancia en un manicomio), tuvieron que ser rescatadas y editadas pacientemente durante quince años. Werner Morlang y Bernhard Echte, según parece, fueron los que se encargaron de esta labor. Y así, editando los microgramas de Walser, acabaron contradiciendo para siempre su espíritu.

Claro que en el momento en el que Robert Walser advirtió desde el más allá (aún con cara de sorpresa por haberlo encontrado al fin) que estaban recuperando su nombre para las historias de la literatura, no pudo evitar convertirse en el fantasma familiar de las casas de sus amables benefactores.

Que, desde entonces, no durmieron nada bien.

6 comentarios:

Danae dijo...

Tampoco habría que rodear de tanto romanticismo el retiro de Walser. No se internó voluntariamente, y tampoco fue decisión suya el que sus libros no fueran publicados, sino de los editores. Una decisión que, mal que les pese a los que gustan de poetizar el fracaso, lo sumió en el desánimo. Eso sí, un desánimo enérgico, heroico. Porque al fin y al cabo era Walser.

beren dijo...

El libro de Vila Matas era Doctor Pasavento. Me gusta este blog, pasaré por aquí más. Un saludo

Xavie dijo...

Hola Danae,
Claro que tener problemas psicológicos y volverse agresivo por la bebida no es un proyecto de vida precisamente envidiable.
Pero reconoce que poetizar el fracaso es un colchón de seguridad para todos. :-D

Por cierto, mi comentario encabezado "princesa" en el que te invitaba a participar en una de esas lamentables cadenas es producto de la confusión y no de una excesiva familiaridad. Disculpa.

Beren,
Bienvenido. Gracias por la información, pero estarás de acuerdo conmigo en que Vila-Matas siempre escribe el mismo libro, ¿no?

Vuelve cuando quieras,
Un saludo,

Xavie

Shangri-la dijo...

En fecha 2 de octubre de 2006, zarpó de puerto desconocido una embarcación sin bandera que la identifique: SHANGRI-LA. DERIVAS Y FICCIONES APARTE.

Danae dijo...

Xavie,

No pretendía contradecirte, era más bien un reflexión en voz alta en respuesta a cierta corriente que se ha creado en torno a su figura y que en cierta manera me incomoda.

Y en cuanto a lo de poetizar el fracaso... A mí ahora me tiene demasiado atemorizada como para verle el lado romántico.

Un saludo.

P.S. Ya supuse que lo de "princesa" no iba para mí. Problemas del copy/paste... Además, no me pega nada (risas).

Xavie dijo...

No creo que se trate de verle el lado romántico, sino más bien risible. Además, ¿qué significa eso de fracaso?. En fin...

Y disculpa, sí: problemas del copy-paste. Y me apunto que lo de princesa no es un tratamiento adecuado. ;-D

Un saludo,