lunes, julio 17, 2006

Steiner

Hay una especie de ventaja contradarwiniana en la multiplicidad de las lenguas: es la riqueza adaptativa de la humanidad. Asimismo, planteo la hipótesis de que ahí donde la vida material es muy pobre, las lenguas son de una riqueza prodigiosa, como la de los bosquimanos de África del Sur que cuenta con 25 subjuntivos (...)

George Steiner, de una entrevista en "El Cultural"

La pobreza material y la riqueza de la lengua en relación inversamente proporcional: una ventaja contradarwiniana. O sea, según el maestro, la evolución ha respondido en Suráfrica ofreciendo más herramientas para la imaginación que en otros sitios donde la realidad es más amable.

Curioso, ¿no?

5 comentarios:

Calamity dijo...

El hambre agudiza los sentidos, eso sí, tener 25 subjuntivos, uf, qué sufrimiento.

Un besote. Cal

Xavie dijo...

Pues sí. 25 subjuntivos es un poco excesivo, estoy de acuerdo contigo.

Por cierto, ya he leído que has estado en el Summercase :-D

Qué ganas de vacaciones que va teniendo uno ya.

Un beso,

Portorosa dijo...

Es muy interesante, esto que dice Steiner (suele decir cosas interesantes, para qué vamos a negarlo); y, si efectivamente, es cierto, no deja de haber cierta justicia en ello, ¿no crees?

Un abrazo.

Xavie dijo...

Pues sí, Porto
Una especie de principio de compensación, ¿no?

Como si, al final, todo tuviera que encontrar su equilibrio.

Un abrazo,
Xavie

Portorosa dijo...

Un consuelo inmaterial, parece, adecuado para espíritus elevados.
Aunque no sé qué opinará un bosquimano medio al respecto.