viernes, julio 21, 2006

Necrológica I. Camboya

El líder del movimiento Jemer Rojo, Ta Mok, ha muerto. Fue responsable de la muerte de casi dos millones de personas durante los años 70, por lo que en Camboya se ha abierto una nueva sima, que conduce directamente al infierno y que está empedrada de cráneos.

No sé si alegrarse de la muerte de un hijo de puta me convierte en alguien sin corazón. Pero me alegro y me da igual. Un hijo de puta menos en el mundo.

Ahora, señora enlutada, a por los demás.

No será por falta de trabajo, no.

5 comentarios:

Alicia Liddell dijo...

Los horrores del siglo pasado nos persiguen en éste.

Xavie dijo...

Sí, nos persigue la memoria de todos los muertos en nombre de un futuro ideal.

Pero los jemeres rojos fueron particularmente dementes.

Un saludo,
Xavie

Portorosa dijo...

Pero, y entonces, ¿Pol Pot? ¿No era él su líder?

Xavie dijo...

Parece que Ta Mok fue su último jefe militar. Combatió junto a Pol Pot y le apodaban "El Carnicero".

Curiosamente había sido monje budista durante su juventud...

En fin, Porto, no creo que nadie haya lamentado su muerte.

Un saludo,
Xavie

Portorosa dijo...

No, vive Dios.

Un abrazo.