jueves, julio 13, 2006

Digestión

“—Lo poético —dijo— es que las cosas salgan bien. Nuestra digestión, por ejemplo, que camina con una normalidad muda y sagrada: he ahí el fundamento de toda poesía.”

"El hombre que fue jueves". Chesterton

La digestión y la poesía, caminando de la mano con una normalidad muda y sagrada. Tiene gracia. Chesterton nos enseña una vez más que el humor y la literatura no sólo pueden ir juntos, sino que deben hacerlo, incluso a despecho de esos señores tan serios que sólo saben hablar de literatura como si fuera una penitencia. Bah.

2 comentarios:

Alicia Liddell dijo...

Tiene usted toda la razón. Más humor y menos ardor de estómago.

Gracias por visitar mi blog y, por cierto, ¿quien es Olvido? :)

Xavie dijo...

Lo siento, se me han mezclado los apodos. :-D

Demasiadas identidades en la Red, Alicia.

Olvido es dueña de frag-mentos. Llegué hasta "Atravieso el espejo" a través de un comentario en el suyo. De ahí la confusión...

Y gracias a usted también por venir por aquí. Considere esta su casa...

Un saludo,