jueves, mayo 18, 2006

Felicidad

Dicen que la clave para pasar por el mundo con algo de conciencia (conciencia de que estamos pasando por él: la felicidad posible) es vivir el momento presente, disfrutarlo y sacarle el jugo como si se tratara de una naranja que te metes en la boca y de la que escupes los restos (la piel blanca y áspera, las pepitas, lo que sobra, lo demás) después de sacarle todo lo que puedes. Advertir esos momentos en los que no nos cambiaríamos por nadie.

Dicen también que la felicidad a la que podemos aspirar debe ser vacía y blanca, desnuda y despojada de apetitos. Serena. Nada pierde quien nada espera.

Qué raro que a ambas cosas se las pueda llamar de la misma manera, ¿no?

2 comentarios:

princesadehojalata dijo...

"La felicidad es desaparecer gratamente un buen día y dejar allí donde nos piensen encontrar un cartel que diga: Salí a pescar"

Nada más. Y nada menos.

Un beso.

Xavie dijo...

A mí pescar, lo que se dice pescar, no es que me motive mucho.

Preferiría que la cita dijera al final: Estoy leyendo. :-D

Un saludo, princesa
Xavie