sábado, febrero 14, 2009

Glosa

Muchos años después, cuando me levante con resaca, en otra casa, después de haber perdido otra noche más un montón de pasta y temiendo una llamada de teléfono que no querré coger, habré de recordar la tarde en la que todo se fue a tomar por el culo y tuve que escapar como un perro con el rabo entre las piernas.

Está escrito.

2 comentarios:

NáN dijo...

juá, juá: glosa que cae como una losa.

Sí señor: ponerse la venda antes que la herida es de una garn sabiduría (en una cultura de cuyo nombre no quiero acordarme).

aroa dijo...

EN 62 PALABRAS!