jueves, febrero 05, 2009

Extraño

Hay un extraño sentado en mi sofá. No lo conozco. Está cómodo, sentado con las piernas abiertas mirando la televisión, tranquilo, como si la casa fuera suya. Le digo hola y me saluda. Me siento a su lado y le comento que mi jefe me anda tocando los huevos y que tengo demasiado trabajo. Me dice que los jefes siempre le tocan los huevos a uno y que el trabajo, independientemente de su cantidad, siempre es demasiado. Me cae bien el tío. Llevas razón, le digo, llevas razón y más tarde le pregunto si quiere una cerveza. Sí. Guay. Me levanto y voy a la cocina y cuando abro el frigorífico compruebo que la compra está hecha. Casi todo me gusta. Ha atinado en las marcas, y en pijadas como la mostaza de Dijon, el chocolate suizo y la cerveza alemana. Joder, qué ojo. Abro dos Franciskaner, y las sirvo en un vaso largo, como hay que hacer. Cuando llego al salón le digo que hay partido y que ya que está allí que si lo vemos juntos. Dice que sí, pero que el va con el Milan y que al Madrid que le vayan dando. Pienso que así es mucho mejor, si los dos fuéramos del mismo equipo, el partido sería mucho menos divertido, que tengo suerte de tener un amigo así. Voy a hacer palomitas, dice, te apetece un sandwich, me pregunta. Vale, de jamón, mismo, digo a ver si pilla la broma tonta. Sonríe y dice yo también me lo voy a hacer de jamon mismo. Nos sentamos a ver el fútbol y lo pasamos bien. En el intermedio hablamos de mujeres, de culos, de política. El tío lee, sí. Nos envalentonamos y empezamos a hablar de literatura, se lía un porro de marihuana. Buena, de las simpáticas que no dan paranoia. De ahí al arte contemporáneo apenas si hay un saltito, un saltito de nada. Cuando advertimos que estamos hablando de instalaciones y de que artista es aquel que mira por primera vez algo común de forma diferente, y de la diferencia entre el arte actual y el renacentista, nos da la risa. Lloramos de risa. El Madrid va ganando uno a cero.

6 comentarios:

cosmopolitanlily dijo...

Saludos a ambos, el mismo.
Me alegra haber llegado hasta aquí.

Mega dijo...

Qué bien se llevan entre sí, ¿no e parece? Envidia mes das.

Un abrazo

ETDN dijo...

No tengo hermanos, así que crecí entre hermanos y amigos inventados.
Son complacientes y llegas a cogerles cariño. Hasta que un día desaparecen y ya no vuelven más. Claro que eso también pasa con los amigos reales, a veces.

Gran microrelato.

bss

Lara dijo...

Dios, ¿sigue ahí ese hombre?
¿Duerme contigo?
¿Qué tal prepara el café de las mañanas?

Un beso!!!
Y gracias por lo de ahí abajo!!!!!

Xavie dijo...

Hola cosmo,
Bienvendido, vuelva cuando quiera.

Mega,
Todavía no sé si se llevan bien todo el rato o no, veremos por donde continúa. :-)

ETDN,
Gracias.

Lara,
El café del extraño es bueno. Arriba puede leerlo. Y de nada. :-)

Portorosa dijo...

No lo había leído. Me ha gustado.

Un abrazo.