miércoles, julio 23, 2008

Calor

En verano el cerebro se licúa, incapaz de tener más ideas, y el calor no ayuda, cómo va a ayudar si lo único que nos apetece es estar tirados en la cama dejando pasar el tiempo dulcemente, con el ruido del ventilador de fondo y el esfuerzo de los ciclistas subiendo un puerto de montaña y el sol achicharrando la calle, esto es, llenando de chicharras los árboles (chicharras es como siempre se han llamado a las cigarras en mi tierra, ¿qué ruido hacen si no?) y quemando a los pobres turistas que se empeñan en completar su ginkana particular a las cuatro de la tarde, pobres criaturas blancas y rojas, todas del atlético, dando vueltas como zombies debajo de gorras y viseras.

Y las gotas de sudor se deslizan por nuestro pecho y hace demasiado calor incluso para acariciarse con la lubricidad que crean todos esos cuerpos al aire, incluidos los cuerpos de los pobres turistas, tan blancos, tan blancos como el mármol de los monumentos que parecen titilar en la distancia, sus moléculas moviéndose enloquecidas por todo este calor que salió del sol hace ocho minutos, a millones y millones de kilómetros de distancia, para acabar dibujando, bajo un sol de justicia, la sombra nítida y perfecta de un antiguo rey godo en los jardines que están justo enfrente del Palacio de Oriente y cuyo nombre lee ahora con interés uno de los turistas.

¿Y qué tendrá que ver el sol con la justicia? ¿No se colgaba a los reos –sus pobres piernas ejecutando un tétrico baile– los días de lluvia? ¿No se ajusticiaba a los felones y a los herejes y a los judaizantes y a los ilustrados y a los liberales y a los comunistas y a los anarquistas y a todos aquellos se atrevieron a no estar de acuerdo con las instituciones de este mísero país lleno de orgullo católico, que siempre ha estado seguro de tener razón? ¿Por qué sol de justicia? ¿Acaso Dios, que se sabía protegido por la reserva espiritual de occidente, procuraba los días de sol para ver mejor como se acababa con sus enemigos? Y caes en la cuenta de que lo más importante de una ejecución era que mucha gente pudiera verla para que pudiera observar lo que sucede a los criminales (algo hemos mejorado, ahora las multitudes se reúnen sobre todo para ver fútbol y las cuchilladas ya no vuelan con la facilidad de antes, aunque volar, vuelan, eso seguro).

Se te ocurre entonces que lo mejor sería confirmar lo del sol de justicia con el rey godo que el turista con quemaduras tiene justo enfrente y que me parece que murió devorado por un oso, que es una muerte ridícula incluso para un rey tan antiguo. Aunque tampoco es que sea muy digno morir traicionado y asesinado por la propia familia, que ha sido siempre la manera preferida de morir de reyes y papas. Así que lo haces y no consigues una respuesta, claro, y el turista te mira como si estuvieras loco, algo que podrías disculpar porque lo pareces, con esta temperatura y haciendo preguntas estúpidas a las estatuas.

Pero como eres una persona muy rencorosa, el turista muere de un golpe de calor y tú estás aquí, tan ricamente, a este lado del ventilador, mientras el aire seca poco a poco el sudor que te corre por el pecho, esperando que lleguen las ocho de la tarde para poder abrir la ventana.

15 comentarios:

Divina nena dijo...

No se desde qué lugar escribe usted, pero mientras leía y sonreía intentando centrarme en su laberíntico fragmento (no se si existe es palabra) tengo el aire portatil al lado, sin ropa, son las 00:07 hrs, y el calor me impide dormir. Acá las chicharras tienen una juerga flamenca montada que lo flipas.

Besos y saludos desde ésta pequeña, hermosa y calurosa región del sur ;-D

Xavie dijo...

Divina,
Me hago cargo del calor que debe usted estar pasando, me hago cargo. :-D

Me alegra haberle hecho sonreir con el texto, gracias.

Un beso,
X.

PD: Laberíntico existe y además es una palabra muy bonita.

Luna dijo...

Buenos días:
recalo por primera vez por la insistencia de un amigo común; mitad gallego, mitad gaditano él.
Leeré poco a poco...
Me pregunto asombrada como no lo he hecho antes sabiendo que existía.

Saludos

Xavie dijo...

Luna,
Bienvenida. Considere esta su casa. Espero que pase a menudo por aquí.

Un saludo,
X.

NáN dijo...

Al final, como siempre, el sol de justicia es de una justicia que no ve que no es para todos.

Los que tenemos sangre árabe, la mayoría de por aquí, nos quedamos en la casa cerrada hasta que abrimos las ventanas a las 8, las 10 o incluso las 12. Quietos y tranquilos. Y si hay que salir, lo hacemos caminando despacio por las aceras de sombra. Todo muy llevadero.

Xuan dijo...

Qué se va a hacer así es la vida. El mundo se divide entre los que tienen ventilador y los que no.

Lara dijo...

Qué derroche delicioso tiene usted, señor Xavie...

Xavie dijo...

Hola Nan,
Sí, lo que hemos vivido en tierras donde hace calor de verdad, sabemos que la penumbra es tu amiga en verano :-D

Xuan,
Bienvenido a mi casa. Vuelva cuando quiera.

Lara,
Gracias. Me parece que la cueva tiene algo que ver ;-)

Saludos a todos,
X.

Divina nena dijo...

Umm la penumbra, tan sólo hace un par de horas que subí las persianas de todo mi piso, tengo complejo de vivir escondida todo el verano, y es que aquí o juegas al escondite o te derrites ;-)

vega dijo...

supongo que ya lo sabes pero "sol de justicia" es como se refería el antiguo testamento al mesías.

Un enlace a un juguetito que nos ha puesto la RAE

http://corpus.rae.es/cgi-bin/crpsrvEx.dll?visualizar?tipo1=5&tipo2=0&iniItem=138&ordenar1=0&ordenar2=0&FID=310708\013\C000O31072008131644237.1700.4244&desc={B}+{I}+sol+de+justicia{|I},+en+todos+los+medios,+en+{I}CORDE+{|I}+{|B}{BR}&tamVen=1&marcas=0#acierto138

Anónimo dijo...

http://corpus.rae.es/cgi-bin/crpsrvEx.dll?visualizar?tipo1=5&tipo2=0&iniItem=123&ordenar1=0&ordenar2=0&FID=310708\013\C000O31072008131644237.1700.4244&desc={B}+{I}+sol+de+justicia{|I},+en+todos+los+medios,+en+{I}CORDE+{|I}+{|B}{BR}&tamVen=1&marcas=0#acierto123

esta vez espero que funcione...

Luna dijo...

Buenas noches:
No crea que me he olvidado de volver, ni mucho menos.
Una de mis manías al iniciar a leer un nuevo blog, es hacerlo desde el inicio...
He mirado lo dice el RAE,de manía y no estoy de acuerdo.
................................
Especie de locura, caracterizada por delirio general, agitación y tendencia al furor.

2. f. Extravagancia, preocupación caprichosa por un tema o cosa determinada.

3. f. Afecto o deseo desordenado. Tiene manía por las modas.

Pues no es nada de eso...
¿vale?

Saludos

Xavie dijo...

Gracias vega por el enlace.

Y Luna, no sé si será una manía pero, desde luego, es un trabajo que lleva mucho tiempo (más de tres años escribiendo...)

Gracias por las molestias, claro.

Beso y saludo,
X.

Luna dijo...

Tienes razón, así y todo me gusta.
En los inicios escribimos para nosotros mismos, se escribe de forma más íntima y personal, no existen demasiadas ataduras, creo.
Más tarde se evoluciona por un lado y se pierde frescura por otro, nos escóndemos y vamos mostrando la cara que los demás quieren ver.
Por eso me gusta...
He leido en junio de 2005, Azar;
¿No existe? ¿Todo está predeterminado?

Saludos y beso

Luna dijo...

También me voy de vacaciones, por si no me ves.

Hasta la vuelta.