lunes, junio 30, 2008

Hambre

Ayer, la policía no pudo evitar que, debido al amor inconmesurable de España por su selección de fútbol, la multitud devorara a los jugadores en un frenesí caníbal. Nunca se había visto en este país una demostración de amor más puro.

2 comentarios:

Divina nena dijo...

Acà en Roma haciendo tiempo para tomar un vuelo me encuentro con esta noticia...mirà vos, qué interesante los espagnolitos (no tengo la letra espagnola)devorando carne humana,guiados por la pasi'on que no les gu'ia en otras. Serà que en este pa'is no hay nada màs por lo que mostrarse pasional

Baci

Xavie dijo...

Claro que hay, Divina, pero ha llegado la locura a tales extremos que yo ya me temía lo peor. :-P

Un beso,
PD: Roma, qué envidia...

X.