viernes, octubre 08, 2010

Pasado

Hoy he comprendido que es posible sentir nostalgia de una ficción, echar de menos quienes fuimos no hace tanto. Como decía Imre Kertész en Liquidación, nunca debí haber sacado esos papeles. Nunca.

4 comentarios:

Aroa dijo...

Si yo supero lo del poemita de seis años (pequeño, sencillo), no hay dolor.

ETDN dijo...

Me gustan estos incisos tuyos.
Como en todo, qué difícil es el equilibrio: no es bueno sentir demasiada nostalgia de quienes fuimos, pero tampoco renegar del pasado.

Somos quienes fuimos, pero distintos.

Y evolucionar es bueno.

Cuesta años darse cuenta, pero ser consciente de ello sabe a triunfo.
¿Será esto algo parecido a la madurez?

Perdón por mis pensamientos en voz alta, pero me ha inspirado tu reflexión.

Divina nena dijo...

Ficción, quienes realmente fuimos, nostalgia de no sabemos que... da igual, andamos tirando, como se diría por aquí. Lo bueno es que estamos descolocados porque nos sentimos más vivos que otros con su perfecto orden de vida. Me gustó mucho la entrada anterior ;-)

Xavie dijo...

Hola Aroa,
No. No hay dolor. Y tampoco es tan trágico. :-)

Hola ETDN,
Mística te veo, ¿no? Ay, la madurez...

Divina,
Sí, hace ya algún tiempo que paso más tiempo decolocado que colocado. :-P Será la edad. Pero estoy de acuerdo en que más vale no saber lo que va a suceder mañana que lo contrario.

Besos
X.